Mis huevos-palantiri

18.5.15

varillas, bol y huevos
Esta semana, por primera vez desde hace mucho tiempo, hemos preparado una tortilla. Mi nena pixosa, que era alérgica al huevo, lo ha superado. Y ahora toca ir introduciendo el huevo en la dieta poco a poco.

Cuando tuve al fin un huevo en la mano. Un huevo de esos de verdad, de los que traen los abuelos del pueblo, me sentí... igual igual, o mejor, que si acariciase una palantir. ¡De verdad! ¡Un precioso huevo de gallina! Se me puso una sonrisa más tonta... Fijaos que hasta me he comprado unas varillas para batirlos, ¡me parecía ofensivo hacerlo con un vulgar tenedor!

Y ahí vamos, poco a poco con nuestras tortillitas de salchicha o de bacon o de chorizo... A trocitos pequeños. Y de momento todo estupendo.

¡Gracias, gallinitas! Que os merecéis todo el cariño del mundo.
X

También podría gustarte

0 comentarios

Facebook