El cuello a punto

14.1.15

Hace frío. Ya habíamos empezado con los gorros de las muñecas para que no se resfriasen. Pero resulta que había una sirenita que no tenía bufanda. ¡Con la humedad que hay junto al mar! Así que nos pusimos manos a la obra para hacerle una para Reyes.

En lugar del formato convencional, elegimos algo a medio camino entre un chal y un 'cuello' (que no sé cómo se llaman esas tiras de tela que se colocan alrededor del cuello).
Los colores partieron de una petición y terminaron con un toque personal. La mami de la sirena quería algo en colores neutros para que le 'fuera' con todo. Me sugirió el gris y el crudo. Pero para el punto que quería hacer necesitaba al menos un color más. Me acordé de las preciosas mejillas sonrosadas de la peque-sirena... (¡es igualita a Blancanieves!) y me quedé con el rojo.
El punto lo vi aquí:
punto a crochet
Y probando, probando dimos con la forma de hacerlo. Básicamente consiste en pinchar cada punto dos fila más abajo, en lugar de en la fila inmediatamente anterior. E ir cambiando de color en cada fila, que es lo que la da gracia.
Después un bordecillo alrededor y listo.
El mayor lio lo tuve para ir llevando todos los hilos de colores sin cortar la hebra en cada vuelta. Se me enmarañaban, liaban, enredaban,... ¡buf! Pero supongo que es cuestión de práctica.
Os dejo imagen también de la prenda vestida por la única modelo que se prestó. Cada vez tengo menos suerte con los maniquies... ¡snif!
busto de muñeca con bufanda
¿Qué tal?
X

También podría gustarte

0 comentarios

Facebook