Funda de cojín Totoro

11.2.14

funda cojin Totoro
Allá van estas fundas que parece que no querían salir. Las peques están encantadísimas con la película de animación de "Mi vecino Totoro", la ven una y otra vez, ¡no se cansan nunca! Últimamente cuando llegaba la hora de irse a la cama, mi nena me decía que quería acostarse en la barriga de Totoro, como la protagonista de la película. Al final acababa durmiendo encima de mi barriga... cada noche. Así que decidí preparar unas fundas con el aspecto de Totoro para vestir un enorme cojín que habíamos comprado en Ikea.
El proceso fue el siguiente:
  1. Dibujar el patrón en papel.
    patron Totoro oreja grande
    Con oreja grande
    patron Totoro oreja pequeña
    Con oreja pequeña
    Surgió un pequeño dilema con el tamaño de las orejas. Al final nos quedamos con las grandes, porque nos pareció muy probable que el pobre Totoro acabase arrastrado por buena parte de la casa, así que mejor 'asas' grandes. :-D
  2. Cortar las partes. Corté en tela verde oscuro peludita la funda para el cojín y las orejas (4 unidades). En fieltro blanco el fondo de los ojos (2 unidades), y en fieltro negro la nariz. La barriga la corté en polar blanco.
  3. Confeccionar las partes a ganchillo. La parte negra de los ojos la hice a ganchillo porque me pareció interesante el contraste de texturas con el fieltro blanco
  4. Coser las partes. Para las orejas corté cuatro partes iguales que después cosí dos a dos y rellené para darle consistencia. Cosí sobre la funda la barriga, los ojos y la nariz.
  5. Los detalles. Con punto de pespunte le tracé la 'arruguita' del morro, sobre la nariz. Y cosí unas tiras de goma eva a modo de bigotes. Opté por la goma eva porque me gustaba más la consistencia que tenía que el fieltro. Es más difícil de coser y me preocupa que se arranquen, pero de momento aguantan. Tampoco tenía claro si aguantaría la lavadora, pero ha ido bien hasta ahora.
  6. La última hora. Cuando tenía todo hilvanado y a punto para coser se me ocurrió probar la funda en el cojín..... Quedaba tan holgada que parecía un Totoro desparramado.... Lo resolví redondeando la parte de la cabeza para que el relleno entrase más ajustado.
Y aquí está el resultado final:
funda cojin Totoro

Aquí os lo pongo junto a la peque, para que veais que quedó realmente grandote. ¡Se echa unas siestas en su barriga!
cojin Totoro con nena

También podría gustarte

0 comentarios

Facebook