Una colcha 'cubre-patatas' convertida en cortina

29.12.13

      Hace tiempo, paseando por las bodegas y almacenes varios en la aldea, me encontre con una preciosa colcha que estaba cubriendo una pila de patatas. Que se ve que las patatas son muy suyas y no les gusta un pelo la luz. El caso es que la colcha 'cubre-patatas' me enamoró. No entendía como una cosa tan bonita podía estar arrinconada en un lugar tan oscuro. Eso sí, que conste que respeto profundamente la función que realizaba, ¡eh! Sonsacando y preguntando descubrí que la colcha en cuestión llevaba en la casa varias generaciones, nadie recordaba su llegada, simplemente siempre había estado ahí. ¡! Así empezó mi cruzada para recuperarla y darle un lugar 'digno'. Y al fin cuelga con orgullo en mi dormitorio.

      Esta es la colcha, para que os hagais una idea:

cortina

      Alguien se había encargado de descoserle los flecos tipicos de los bordes.

      Ya tenía un cortinón en la habitación, pero esta colcha me tenía loquita. El único problema es que sólo cubría la mitad de la ventana, pero.... ¡tenía que estar ahí!

      Me hice con unas anillas para colgar cortinas, de Ikea. De esas que vienen con un clip enganchado a la anilla. No quería de ninguna manera tocarle a la colcha, ni coser ni cortar ni nada. No he encontrado las anillas que compré en su día, supongo que estarán descatalogadas. Os dejo esta imagen para que os hagais una idea de qué tipo de anillas os hablo.

       Las que yo compré eran de plástico, color gris y cuando las vi se me cayó el alma a los pies pensando en que iban a quedar horribles en una barra de metal. Pero lo cierto es que ¡dan el pego estupendamente! Vistas desde el suelo, no diriais que son de plástico.

      El resultado final ha sido un rinconcito muy acogedor.



      Como veis aun me falta añadir algo a esa pared desnuda. Se aceptan sugerencias ;-)

También podría gustarte

0 comentarios

Facebook